¿Qué es la Terapia Gestalt?

Al igual que otros tipos de terapia psicológica, la Psicoterapia Gestalt es llevada a cabo por un profesional calificado (Psicólogo) con el objetivo de ayudar al consultante a solucionar algún problema o asunto importante de su vida. En términos generales el modelo de trabajo es similar a otros enfoques en cuanto a que las sesiones individuales se realizan dentro de la consulta, en un espacio privado y confidencial, y que una parte importante del trabajo implica una conversación acerca de las preocupaciones del consultante junto con preguntas o comentarios por parte del psicólogo para ayudarle a aclarar su situación.

Si bien la Terapia Gestalt no es radicalmente diferente a una psicoterapia «tradicional» existen ciertas cualidades que la diferencian del resto y que le dan un carácter particular y único, las principales características son:

La Terapia Gestalt tiene una visión positiva del ser humano: no trabaja con la visión de enfermedad, ni con diagnósticos médicos, si no que se enfoca en identificar y describir fenomenológicamente todas las características de la situación de la persona; cual es su problema, de que manera se presenta ese problema, en que momentos se presenta, que cambio desea obtener, como se siente con lo que le está ocurriendo, cual es el potencial que aun no ha desarrollado.

La Terapia Gestalt es esencialmente Experiencial/Vivencial: Los seres humanos cambiamos principalmente mediante nuestras experiencias. Aveces podemos pasar mucho tiempo recolectando información acerca de lo que «deberíamos hacer» o de lo que «es mejor para nosotros», pero no lo llevamos a cabo hasta que vivimos alguna experiencia significativa que nos hacer cambiar nuestra forma de ver las cosas. Por este motivo en las sesiones de Terapia Gestalt, además de hablar acerca de lo que le está pasando al consultante, también se busca conectar experiencialmente y activar las emociones del consultante para trabajar con las situaciones «en caliente», con el propósito de generar una experiencia significativa que promueva un cambio real y auténtico.

La Terapia Gestalt respeta por sobre todo la autenticidad del paciente: no busca cambiar a la persona ni imponer patrones de comportamiento «correctos». Es una terapia de auto-conocimiento y reconocimiento de quienes somos realmente. El propósito es hacer surgir lo mas auténtico de la persona, de manera que pueda explotar todo el potencial que tiene para vivir la vida de manera consciente y plena, lo que en muchas ocasiones está bloqueado por la auto-imposición de hacer «lo correcto» o lo que «se supone que me hará bien».

La Terapia Gestalt es una terapia existencial y por lo tanto trabaja a dos niveles. Por un lado se busca trabajar con los problemas particulares del consultante, específicamente, con su motivo de consulta, y por otro lado, la Terapia Gestalt busca trabajar a un nivel más profundo y trascendental, en el cual se explora y desarrolla una manera de estar en el mundo diferente, una forma de vivir la vida de manera mas auténtica y plena.